martes, 20 de junio de 2017

¿ESCRIBIR O NO ESCRIBIR…?


¿Debo seguir escribiendo poemas?

 No todo el mundo lee o escucha poemas; y eso me desanima a veces para seguir escribiendo a un público fantasma o minoritario.  

 Pero escucho mis declamaciones… y digo: ¿Yo lo escribí? ¿Yo lo estoy declamando? Y me gusta lo que escucho… y no es narcisismo. Y entonces, con más entusiasmo, decido seguir escribiendo mis poemas…  para mí…

O a veces, dormido, viene a mi mente un verso; lo garabateo en mi fiel cuaderno dormido junto a mi cama; y al día siguiente, al leerlo, digo: ¿Cómo dejar de escribir, si hasta dormido lo hago..?

Si la misma duda viene a ti, pregúntate: ¿te gusta escribir, te gusta lo que escribes, te gusta lo que haces? Si la respuesta es sí, adelante, sigue; que nada te detenga: conque a ti te guste lo que haces, ya tienes bastante... ¡Adelante!